Norman Foster diseña para Grupo Faustino

Grupo FaustinoInaugurada su nueva bodega, Portia (D.O. Ribera del Duero)

Portia es la séptima bodega de Grupo Faustino, empresa familiar de cuarta generación, con representación en Rioja, Navarra, La Mancha y Ribera del Duero.

Su nuevo proyecto está ligado al mundo de la arquitectura, el diseño y a un nombre: Norman Foster. El edificio tiene 12.500 metros cuadrados, una capacidad de producción de un millón de botellas al año y está valorado en 25 de millones de euros.

Es la primera bodega del estudio Foster + Partners y ha supuesto la oportunidad de crear un nuevo tipo de edificio. Según el arquitecto, “Portia es nuestra primera bodega, así que no teníamos ideas preconcebidas sobre cómo debía funcionar. Ha sido una oportunidad  para empezar desde cero, examinar las diferentes etapas en la producción de vino para intentar crear las mejores condiciones para su desarrollo. El vino fue el punto de partida”.

El estudio de arquitectos ha diseñado la planta de la bodega en forma de trébol representando las tres principales fases de producción: la fermentación en depósitos de acero, la crianza en barricas de roble y el envejecimiento en botellas. Las alas que contienen maduras follando las barricas y los botelleros están parcialmente enterradas para favorecer el envejecimiento del vino, mientras que la zona de fermentación se encuentra expuesta, para favorecer la liberación de dióxido de carbono.

La cubierta de la bodega es transitable y es el lugar donde han ubicado la tolva de recepción de las uvas, a ella se puede acceder a través de una carretera. Acero, roble y cristal son los principales materiales que se han utilizado para el diseño de la bodega.